Posteado por: Omar George Carpi | julio 6, 2013

De amarillo también se pintó la identidad de Cienfuegos


Desde mediados del siglo XIX, de manera esporádica primero y con más frecuencia después, arribaban a la entonces colonia española de Cuba los llamados chinos culíes, víctimas de un amañado contrato que los condenaba a trabajar como esclavos en las más duras faenas. La villa de Fernandina de Jagua, devenida años más tarde ciudad de Cienfuegos, fue uno de los destinos que tuvo la “trata amarilla” en el Caribe insular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: