Posteado por: Omar George Carpi | noviembre 5, 2011

La crónica sienta cátedra en Cienfuegos


 El título no es una presunción: este fin de semana se reunen en Cienfuegos los mejores cronistas del país para intercambiar sobre un género que exige una especial habilidad para evocar imágenes vigorosas que atrapen y emocionen al lector, al oyente o al televidente.

Organizado por la Delegación Provincial de la Unión de Periodistas de Cuba en Cienfuegos, el Encuentro Nacional de la Crónica se propone cada año rendir homenaje a Miguel Ángel de la Torre, destacado cultor de esa modalidad durante el primer tercio del pasado siglo, además de incentivar la práctica del género como una forma de elevar la calidad del periodismo cubano.

A muchos de los participantes parece no preocuparles que un tópico tan restringido en su alcance, pueda agotar su agenda tras seis años de convocatorias. Y en buena medida se debe a que cada nueva edición entraña una renovación de sus contenidos.

Este sexto encuentro, por ejemplo, hizo coincidir su apertura con la celebración del primer aniversario de la peña Tiempo Sepia, conducida por el periodista Francisco González Navarro, quien en su proyecto ha apuntado directamente a la identidad del cienfueguero y no ha fallado, a juzgar por la sitematicidad con que muchos acuden a sus tertulias mensuales en la librería Dionisio San Román, de la capital provincial.

La jornada siguiente abarcó toda la mañana del viernes y tuvo como  primer ponente al Premio Nacional de Periodismo Julio García Luis, quien disertó sobre  el discurso periodístico y el discurso de los periodistas en Cuba, hoy.

La tesis de Julio sugiere cómo los profesionales de los medios podrían decidir eficazmente sobre los contenidos y la calidad de lo que se publica o trasmite, más allá de las políticas concretas que deciden qué hace y cómo se hace la prensa, porque pretender dictarlas desde afuera conduce a la inhibición y paralización de las competencias profesionales.

Un veterano periodista invitado al evento, Santiago Cardosa Aria, reforzó con anécdotas de su vida profesional  el criterio de que una crónica se escribe sólo si algo motiva o impresiona al cronista, nunca por un mandato. “La crónica puede hacer guiños a la erudicción y al sentimiento: es la aristócrata del periodismo” , concluyó.

Por su parte Luís Sexto Sánchez, Premio Nacional de Periodismo, reivindicó el uso de la primera persona del singular ante cierta fobia que inhibe su uso en los enunciados periodísticos, en particular la crónica. Expuso que no es delito de lesa moral que el periodista diga “yo creo”, “a mi me parece”donde corresponde. Achacó la reticencia de algunos al empleo del “yo”, a la imposibilidad de utilizarlo con propiedad.

Terminada la disertación, el ponente  trastocó su condición de orador por la de autor referenciado, cuando su libro “La aparente cordura de las cosas” fue presentado por el colega José Alejandro Rodríguez, quien definió al cuaderno como una compilación de “breves relatos punzantes de la historia del azúcar y del impacto de las transformaciones experimentadas por ese sector en el alma nacional”.

 El propio Pepe Alejandro ya había tenido a su cargo la presentación de otro texto en la misma jornada: “Con una sonrisa”, del inolvidable Manuel González Bello, a cuyas crónicas había dedicado previamente una ponencia la periodista Elisa Beatriz.

Una visión del género desde el periodismo audiovisual fue el aporte del telecentro Perlavisión a este encuentro. En el análisis se criticó cierta tendencia a“interpretar la crónica como una verborrea metafórica, como una sofocada sucesión de frases seudopoéticas”, con el consiguiente desaprovechamiento de otros recursos de realización propios del medio.

La tele emisora local también presentó un documental del realizador Jorge Luis Marí sobre Ruy de Lugo Viñas, destacado periodista cienfueguero muerto en un accidente de aviación el 29 de diciembre de 1935, cuando integraba como cronista una expedición de buena voluntad que recorría varios países de América.

La tarde del primer día de sesiones terminó en la sede del Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, donde los hermanos Pedro y Roberto Novo, considerados como “cronistas musicales” de la ciudad de Cienfuegos ofrecieron un recital a los invitados. A la tertulia se sumó también el destacado trovador Lázaro García.

Para la segunda y última jornada de hoy sábado, está prevista una visita a la emisora municipal Radio Cruces y un taller sobre el tratamiento del género en el periodismo radial.

La  premiación del concurso nacional de crónicas Miguel Ángel de la Torre tendrá lugar en el monumento que en la zona de Mal Tiempo recuerda una de las páginas militares más brillantes de las armas mambisas en la Guerra del 95.

Y cómo en la voluntad de todos sus participantes está mantener y perfeccionar este encuentro, su colofón será la convocatoria a la VII edición del  Miguel Ángel de la Torre, que ya se avisora con nuevas y renovadoras propuestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: