Posteado por: Omar George Carpi | marzo 10, 2011

Añoranza


Estrictas regulaciones establecidas a finales del siglo XIX contemplaban sanciones para los promotores de ruidos que perturbaran la tranquilidad de los vecinos de la ciudad cubana de Cienfuegos. Hoy añoramos la severidad con que se aplicaban entonces algunas de esas disposiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: