Posteado por: Omar George Carpi | agosto 14, 2010

Días de Carnaval


Confieso que no son del tipo de actividades festivas que más me atraen, pero no dejo de reconocer el poder de convocatoria que tienen los carnavales como propuesta recreativa ampliamente compartida.

En la ciudad de Cienfuegos, estas fiestas tienen el adicional atractivo de su entorno. Se hacen desde hace ya varios años a todo lo largo del litoral de la bahía, en un tramo especialmente dotado por la naturaleza que el hombre embelleció aún más con la construcción de un malecón.

Frente al paseo marítimo, una explanada conocida como la Plaza de la Ciudad funciona como alternativa que alivia la concentración longitudinal del público en la avenida. En este espacio hay también puestos de venta de refrigerios y comidas, además de la imprescindible cerveza.Pipas de cerveza y quioscos

Y hablando de la espumosa bebida, el líquido emblemático de todo festejo carnavalesco, hay también diferentes opciones y, claro está, precios diferenciados para su consumo. Uno la disfruta de acuerdo con la preferencia de su paladar o la capacidad de su bolsillo. Se oferta en latas, botellas o directamente escanciada en un recipiente que porta el propio consumidor: la popular “cerveza de pipa”.

A propósito de elaboraciones gastronómicas representativas, no se puede dejar de mencionar el lechón asado, típico de la cocina cubana y pródigamente dispensado en quioscos en toda el área del carnaval.

Uno puede encontrarse también con otras propuestas culinarias y darse un momento de sosiego en medio de la vorágine festiva, cómodamente sentado en un improvisado restaurante donde puede consumir desde comida italiana hasta ofertas de parrillada.Comida italiana

Plataformas para orquestas y grupos de diversos formatos y equipos para la reproducción y amplificación de música mecánica, se alinean a pocos metros de distancia unos de otros, proyectando en su conjunto una avalancha cacofónica en la que sin embargo los bailadores saben cómo distinguir y disfrutar las propuestas de su preferencia.

Los paseos de carrozas y comparsas con su alarde de colorido, completan el escenario de esta fiesta anual, siempre esperada por los cienfuegueros, entre otras razones, porque la manera en que se disfrutan – al aire libre, frente al mar, con comidas ligeras y bebidas refrescantes – es un antídoto más contra la intensa canícula de esta época del año.

No obstante todo lo dicho e ilustrado sobre estos festejos, para mi siguen teniendo un valor más allá de lo lúdico. Es también  la oportunidad de reencontrar a conocidos que hace años no ves o de saludar a los amigos de siempre, en un ambiente no habitual, rompiendo la rutina que a veces imponen las relaciones sociales.

Los carnavales abarcan apenas cinco días del calendario anual, pero marcan un rito que todos, hasta sus impugnadores, aguardan con expectativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: