Posteado por: Omar George Carpi | agosto 10, 2010

Un comentario sobre el comentario en TV


El comentarista de televisión: un desempeño exigente.En una amplia definición, el comentario podría conceptuarse como un género periodístico que permite abordar desde la reflexión los problemas más trascendentes que afectan a un mayor número de personas en una comunidad determinada. Supone una interpretación de circunstancias, antecedentes y repercusiones previsibles, además de una contextualización de los hechos.

El mismo concepto funciona para el teleperiodismo, sólo que en este caso, además de las posibilidades comunicativas del verbo, el comentarista dispone del lenguaje visual.

La televisión nos propone una realidad multidimensional donde la imagen, los gráficos, el texto, la infografía, los sonidos y hasta el silencio, forman una unidad donde cada elemento se hace imprescindible para la cabal comprensión del mensaje.

Ejercer el comentario en la televisión no una tarea fácil, máxime cuando el que lo cultiva  debe incorporar a todo el arsenal expresivo de la audiovisualidad, el potencial comunicativo de su propia gestualidad, temperamento y carisma.

Convencer no debe ser en última instancia el objetivo del comentarista, basta con que sea creíble. Y para lograrlo debe poner en juego todo el repertorio mencionado.

El profesional que se decida a practicarlo debe desterrar el estilo encartonado, retórico, sin  detalles ni color. Evitará el tedio de sus receptores apelando a recursos de expresión tan legítimos en el género como la ironía, el símil o la hipérbole. Empleará un lenguaje sencillo, variado, tal vez personalizado, con un tono más popular y a la vez sugerente.

Un comentarista opina, interpreta desde posiciones de partido o de convicciones políticas o ideológicas, lo que está fuera de duda y es admisible, pero debe cuidarse de explicitar lo obvio y mucho menos dejarse tentar por la propaganda como recurso. Debe ser tan polémico, como para poner a pensar tanto a los que comparten su punto de vista como a los que lo rechazan. Tener el tino suficiente como para no imponer criterios, ser flexible, humilde; evitar tonos moralizantes o regañones; desechar el juicio absoluto.

Requiere también anclarse en referencias diversas que permitan asociar hechos aparentemente inconexos, desde un sustrato de amplia cultura y referentes universales, que se cultivan con la práctica, pero sobre todo con la experiencia.

Hay que ponerle además síntesis, agilidad y vigor a lo comentado, para que funcione como especie de puntillazo que nos haga pensar y adoptar una actitud consecuente con lo expuesto. El comentarista debe permitirse el derecho a la duda, a la frase ingeniosa y provocadora. Potenciar todas las cualidades que propicien que, más que el tema, sean sus propias opiniones las que interesen al televidente.

En el periodismo no hay géneros “cómodos”, pero sin duda, el comentario es uno de los más “incómodos”. Por su propia naturaleza, puede resultar de los más “irritantes” para la burocracia, precisamente el sector que más le teme y combate.

Quizás sean tamañas exigencias las que ha determinado una escasa presencia del género en los teleinformativos. No son muchos, por cierto, los periodistas que se dedican al comentario ni los espacios que le dan cabida.

Otras probables explicaciones de su parco uso pueden ser el poco dominio de algunos tópicos que exigen una cierta especialización por parte de los periodistas (economía y cultura, por ejemplo) y una política editorial poco dada a considerar al comentario como un género habitual en los espacios informativos.

Quien lo practique tiene además que ser valiente para mantener su criterio y arrostrar presiones, desacuerdos y resistencias de toda índole. Y sobre todo, tiene que ser un dechado de honestidad. No se puede construir un refugio ético con un techo de vidrio.

Semejante caracterización apunta, más que a un profesional, a una persona muy especial. Y no es que no abunde, pero hay que buscarla. Si a todo lo expuesto se añade la urgencia de las redacciones y su crónica carencia de reporteros para atender a los requerimientos que día a día las desbordan… ¿qué queda entonces para el comentario y los comentaristas?

Las rutinas productivas no dejan mucho margen al comentario cuando el programa semanal de coberturas está por lo general todavía rebosado de compromisos en no pocos de nuestros medios. A veces un ejercicio de opinión como el que nos ocupa requiere de una grabación o edición de más, o de más tiempo de elaboración, lujos muy raros en nuestras redacciones hoy en día. Tal panorama quizás condicione la poca motivación de los jefes de información a promover comentarios en sus emisiones informativas.

En fin, se trata de un género en que mucho arriesga el comentarista de su imagen profesional, personal y hasta “política”. Pero vale la pena seguir intentándolo.

Anuncios

Responses

  1. Omar coincido contigo en que no tenemos muchos comentaristas y comentarios en nuestros medios debido al factor tiempo, falta de preparación de los periodistas y en otras ocasiones cualquier opinión la catalogamos como un comentario y así los informes recogen datos que no se acercan a la realidad.
    Si usted me da la licencia tomaré su trabajo para publicarlo también en la Gaceta de Jagua.
    El blog está caliente como si estuviera acabado de sacar del horno, pero tiene un volumen y variedad de temas que lo hace muy interesante, saludos

    • Te agradezco tu opinión sobre el blog. De hecho es la primera que recibo, así que
      la valoro todavía más. En cuanto a lo que me propones sobre la inserción del
      trabajo en La Gaceta, no sólo tienes mi anuencia para éste, sino también para todos
      los demás trabajos que te resulten de interés.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: